Café como fertilizante


Me habían dicho que el café es muy buen fertilizante, y como en mi casa se toma café a diario, pensé que sería una buena forma de reutilizar el café que se desecha después de haber sido colado en la cafetera.

Así que me puse a investigar un poco, y resulta que había estado tirando a la basura un fertilizante que por sus propiedades ayuda al buen desarrollo de las plantas. Esto es lo que he encontrado:

Los restos de café son buenos fertilizantes para los jardines debido a su alto contenido en nitrógeno. Los restos de café molido también contienen potasio, fósforo, y muchos otros microminerales que ayudan al desarrollo de la planta. Muchos jardineros aseguran que a las rosas le sienta de maravilla los restos de café y cuando se les añade se vuelven grandes y llenas de color. Cuando es añadido al estiércol vegetal, los restos de café abonan muy rápidamente.

Los restos de café se pueden conseguir de forma económica (normalmente gratis) en tiendas de café locales. Las grandes cadenas de tiendas de café pueden tener una política de utilizar como composta los restos de café o darlos a aquel que los pida.

Fuente: Wikipedia.

La plantita que he estado fertilizando con café y que muestro en la foto, se llama comunmente legua de suegra, y científicamente le llaman sanseviera, la cuál es una buena opción para espacios interiores, ya que además de purificar el aire, no necesita de mucha agua, de hecho, se recomienda regarla con moderación para no afectar sus raíces. Se mantiene bien bajo poca luz, aunque si le dejas tomar el sol crecerá con mejor color.

Comments

  1. Hola! tengo una sola duda. ¿El cafe molido va directamente con la tierra o requiere de algún proceso?

    ReplyDelete
  2. Hola Camila, yo lo que hago es usar el café molido que ha quedado después de colarlo, osea, el que generalmente se desecha. No le hago nada, solo lo saco del filtro de la cafetera y lo esparzo sobre la tierra de mi jardín y/o macetas.

    ReplyDelete
  3. Algo que descubrí recientemente es que hacer esto también ayuda a evitar que las mascotas de los vecinos, que han agarrado de costumbre hacer "sus necesidades" en mi jardín, sigan dejando sus "regalitos" en la tierra, y el olor del café los confunde y no les agrada para hacerlo ahí, pero tienes que ser constante, ya que cuando se va pasando el olor (después de uno o dos días) ellos pueden volver a agarrar el jardín como su baño.

    ReplyDelete

Post a Comment

Popular Posts