Skip to main content

Receta de pudding de tapioca


He experimentado varias veces preparando algunas recetas para hacer tapioca, desde una más saludable con leche de coco y pasta de dátil en lugar de azúcar, y las más tradicionales como esta que te voy a compartir, solo que ya pasada por prueba y error, le puse, le quité y así quedó.

Espero que la puedas hacer y me compartas tu opinión :)

Receta para pudding de tapioca:

Ingredientes:
1/2 bote de tapioca (250gr)
1 lt de leche (1/2 para primer hervor, el otro para cuando comienza a espesar)
1 varita de canela
1 lata de leche condensada
1 lata de leche evaporada
1 chorrito de vainilla

Procedimiento:
Remojar la tapioca por 20 minutos en agua purificada (porque la absorbe). Se pone a hervir la leche con la canela.
Cuando da el primer hervor se agrega la leche condensada y se mueve continuamente la mezcla para que no se pegue. Se baja el fuego y se agrega la tapioca (se escurre la tapioca antes de vaciar en la leche). Se sigue moviendo la tapioca hasta que se vaya hacia arriba y esté transparente, se va agregando el resto de la leche, revolviendo.

Hasta que ya está cocida se apaga el fuego y se le agrega un chorrito de vainilla y la leche evaporada. Se deja la textura que se quiera (más ligera o espesa) dejando un poco más en fuego bajito para que espese.

Opciones para servir:
Se puede servir con fruta en almibar encima, o con canela espolvoreada.

Comments

Popular posts from this blog

Ser una mamá de casa

He querido hablar un poco sobre este tema desde hace un tiempo, solo que no he sabido bien como abordarlo, por miedo que se mal interprete, porque al ser una mamá de casa he comprendido que esto no es nada de lo que se imagina la gente que me ve de fuera. No es una queja, no es tampoco para reclutar mamás de casa jaja, es solamente mi testimonio de lo que esto ha sido para mí hasta estos dos años de mi bebé... mi niño! que todavía quiero ver como un bebé.

He trabajado desde que puedo, y aún después de tener a mi bebé trabajé unos meses más, todo indicaba que dejaríamos a mi niño en una guardería, hasta que se dio el día de ingresarlo y no echamos para atrás tan solo con ver el trato que tenían las cuidadoras con los bebitos indefensos. Mi esposo y yo no nos quedamos a gusto, y no esperamos ni un minuto al salir del lugar para confesar que no queríamos dejarlo allí. Así fue que comencé a ser una "mamá de casa".

Debo decir que al principio me fue muy difícil este cambio, sobr…

Más y más lactancia

Escribiré un poco sobre esto en honor de la semana mundial de la lactancia materna,  ya que he tenido dos experiencias muy distintas al respecto, y actualmente me encuentro amamantando a mi bebote de dos años y medio, por supuesto que ya no exclusivamente, porque ya come de todo y solo busca "la leche de la mamá" para dormir, para reconfortarse y para cuando le queda hambre.

Mi experiencia de lactancia con mi primer niño fue corta, ya que solo le dí leche materna hasta los 9 meses, y no era exclusiva, ya que pensaba (como muuuuchas mamás) que no se llenaba y le daba un "bibi" con fórmula para "que se terminara de llenar", porque escuchas esto, te lo dicen, te lo dices a ti misma, escuchas a tu bebé llorando, y a fin de cuentas terminas por agarrar el bibi.

Con mi segundo bebé no fue así, estaba mejor informada y decidí darle más leche "de la mamá", y aunque debo aceptar que al principio, más por insistencia de personas ajenas, intenté darle fórm…